Runrunes de este martes 29 de noviembre de 2016

0
59

nelson_bocarandaMEDIO
¿POR SEGUNDA VEZ?:

Recordé cuando aseguré que por un compromiso entre Raúl Castro, la Santa Sede, Estados Unidos y Canadá se acordó mantener en secreto de Nicolás Maduro -y los funcionarios del gobierno venezolano- las conversaciones que durante año y medio lograron la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos. La amenaza fue suspender los encuentros si el substituto de Chávez se enteraba. Y así lo hicieron. El lunes 15/12/2014 Maduro en la avenida Bolívar discurseaba sobre el 15º aniversario de la Constitución venezolana y lanzaba algún dardo al imperio de Obama. Dos días después se enteró por la televisión del acuerdo entre las dos naciones. Algo similar le acaba de pasar con la muerte de su adorado Fidel. El nonagenario tenía dos días muy grave y ya sabía la “nomenklatura” cubana que el fin se acercaba. Ya estaba en agonía cuando Maduro bailaba en cadena nacional en vísperas del deceso. Los medios oficiales ignoraron hasta el amanecer la noticia. La sorpresa fue total. Cuando supieron que Maduro quería irse a llorar a La Habana diplomáticamente sugirieron que mejor sería que viajara para el homenaje final del 4 de diciembre en Santiago de Cuba donde estarán presentes decenas de jefes de estado para el funeral de Estado. Raúl Castro ha quedado libre de la influencia de Fidel y sus radicales para llevar a efecto algunas aperturas, en diversas áreas, que “el caballo” torpedeaba. Una demostración lo que aquí cuento para visualizar una relación entre Cuba y Venezuela en una escala menor, más fría y de meros compromisos formales. El pragmatismo del actual presidente cubano se impondrá sobre el grupo de dirigentes comunistas harto comprometidos con el fallecido. Recordemos como quiso torpedear Fidel las relaciones con el Norte y la visita de Obama a Cuba. Raúl quiere las pompas fúnebres más grandes para así “enterrar” con honores máximos a quien fue el líder único hasta hace diez años. Atentos a la colocación protocolar de los presidentes en Santiago. Otra advertencia: ¿Preferirán algunos cubanos asesores del régimen venezolano seguir aquí y no regresar a su país? ¿Los más comprometidos en la enorme y vasta red de corrupción en conchupancia con sus rojos pares criollos? Escribiré más en nuestro portal runrun.es…

Más runrunes