Estas son las seis características que demuestran que estás con el amor de tu vida

0
26

enamorados_980

 

Se necesita mucho más que mariposas en el estómago y esas demás cositas que aparecen en las películas para poder afirmar que estamos en frente del amor de nuestras vidas.

En el campo de la psicología, el “enamoramiento” es percibido como una pasión, es decir, un conjunto de emociones desenfrenadas o absorbentes. Por otro lado, el “amor” se construye con el tiempo, justo después de que el vínculo se fortalece.

Si ves que tu relación tiene estas señales, se supone que vas por el buen camino:

1.Saber amar

Amar de verdad es entender que la atracción y la conexión no lo es todo. El respeto y la forma en que ambos son capaces de valorarse dice mucho más del amor que del “enamoramiento”.

2. Conexión espiritual

No importa si los gustos no se parecen mientras ambos sientan curiosidad por lo opuesto. Sin embargo, los valores son sumamente imprescindibles. Si no comparten los mismos códigos de vida, los choques éticos y morales serán demasiados.

3. Compatibilidad sexual

La sexualidad es muy importante, es justo lo que diferencia a un par de buenos amigos de unos verdaderos amantes. Por más que la conexión mental sea perfecta, si no existe el vínculo sexual lamento decir que no es la persona indicada.

4. Son un equipo

El amor es generoso y valiente, por lo que una buena relación trabajará en equipo por el bien común, incluso dejando ciertas cosas atrás. Hoy tú, mañana él, y así sucesivamente.

5. El orgullo atrás

Amar por encima de todo rompe todas las barreras posibles. Muchas personas se preguntan cómo es que algunas parejas se perdonan terribles diferencias y, aunque no lo justifico, cada persona es capaz de poner a un lado su orgullo en pro del amor en la medida que sea necesario. Perdonar no es dejar el orgullo atrás, es reivindicarlo. Si puedes perdonar, seguro estás con el amor de tu vida. Si sientes que ha sido demasiado, es tiempo de dejarlo ir.

6. Planean juntos

Como son un equipo. todos los planes, comunes e individuales, se realizan en el orden de cumplir las metas de ambos.

Con información Upsocul