“Diario de los Andes” dejará de circular por falta de papel

0
10

Diario de los Andes

El periódico venezolano “Diario de los Andes” (DLA) circulará hasta este miércoles debido a la falta de papel, un recurso que debía de proveerles el estatal Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM), un monopolio que de manera discrecional decide cuánto y a quién se le vende la materia prima.

EFE

El presidente del DLA, Eladio Muchacho, aseguró hoy a Efe que, pese a que el CEAM les aprobó el pasado día 18 unas bobinas, es un “hecho” la no circulación del periódico desde el día jueves hasta que dispongan del recurso, si es que finalmente esto llega a suceder.

Muchacho explicó que desde octubre pasado el monopolio estatal redujo en 50 % la cantidad de papel asignada al rotativo lo que obligó a reducir el número de ejemplares, de páginas diarias, el grosor de los suplementos semanales y la eliminación de uno de ellos.

“Con todo y los ajustes tendríamos papel hasta el domingo”, continuó el editor para luego explicar que el fin de semana pasado recibieron cuatro bobinas del diario El Tiempo, su competidor directo en el estado Trujillo (noroeste), a fin de alargar su circulación a la espera de sus materiales.

Remarcó además que nunca han recibido presiones ni amenazas del CEAM ni del Gobierno en general por su línea editorial que calificó como independiente.

Con todo, el DLA publicó hoy en primera página un gran titular en letras amarillas que reza “Tenemos papel hasta mañana miércoles” y un comunicado en su página web donde, más extensamente, fijan posición sobre la “angustia” que aseguran estar viviendo.

El Diario de los Andes nació hace 38 años, cuenta con 172 trabajadores distribuidos en sus tres estados de circulación: Trujillo, y las entidades del suroeste Mérida y Táchira, que conforman todas la región andina venezolana.

La semana pasada, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) responsabilizó al Gobierno venezolano del cierre de tres diarios por las “restricciones” impuestas a los medios para adquirir papel prensa y materiales para la impresión de sus ediciones. EFE