¿Cómo iniciarse en el sexo tántrico? Los puntos claves para el máximo...

¿Cómo iniciarse en el sexo tántrico? Los puntos claves para el máximo placer

0
20

Según la filosofía oriental y el tantra, para alcanzar el máximo placer es necesario seguir unos puntos clave

Uno de los puntos claves para conseguir el máximo placer en los hombres, según las enseñanzas del sexo tántrico, es conseguir tener la capacidad de retener el mayor tiempo posible el semen, lo que les va a permitir tener múltiples orgasmos seguidos. 

En cuanto a la mujer, uno de los puntos clave para conseguir el máximo placer es conseguir que el hombre pueda, sepa y mantenga durante el mayor tiempo posible la erección sin eyacular, pues con ello la mujer obtiene intensos y numerosos orgasmos en la misma sesión de sexo con su pareja. Los tántras señalan que si esto se consigue, ambos habrán descubierto un apartado completamente desconocido y nuevo de la sexualidad que hasta ahora desconocían.

Para conseguir detener la eyaculación durante el orgasmo, se deben seguir las enseñanzas del Tantra y del Taoísmo que consisten en bloquear el conducto que conduce el semen al pene, en lo que se denomina el “coitus reservatus”, que se produce cuando el hombre evita la eyaculación (que no es lo mismo que “coitus interruptus”, en el que el hombre eyacula fuera de la vagina). Parece complicado, pero el Tantra ofrece varios ejercicios para evitar la eyaculación que dan otros beneficios paralelos tanto en la salud como en la correcta calidad sexual; son el llamado Mula Bahnda y el Ajroli Mudra.

El Mula Bandha es un ejercicio que procede del yoga y prepara la musculatura, la respiración y trabaja la atención para retrasar ese momento de suma excitación. Es muy similar al ejercicio que se realiza al intentar retener el paso de la orina o las heces. 

El Ajroli Mudra es una fase avanzada en el sexo tántrico y se practica aprovechando el acto de “miccionar”: consiste en expulsar y parar la micción, simultáneamente, entrenando y ejercitando los músculos que intervienen en esta función fisiológica. Con ello, se consigue cierta preparación en el sexo tántrico y orgasmos sin eyaculación. Esta técnica es muy útil para los eyaculadores precoces, los que sufren de impotencia o anorgasmia, mientras que para las mujeres supone un reafirmante muscular de los tejidos de las paredes vaginales flojas, reduciendo la frigidez.