Cipriano Heredia Maduro prende velas en la OPEP

0
8

thumbnailciprianoheredia

 

Este miércoles 30 de noviembre de 2016 se celebrará en Viena una nueva reunión de la OPEP. Esta vez, a diferencia de otras oportunidades recientes, hay un preacuerdo establecido en una reunión informal previa, celebrada en Argel hace varias semanas, según el cual podría establecerse un “congelamiento” del volumen de producción actual, o incluso una pequeña disminución que llevaría el aporte de este grupo en el mercado mundial de 33,4 millones de barriles diarios a 32,5 millones; es decir, menos de 1 millón de barriles diarios entre todos sus miembros.

Es necesario apuntar que esta política de congelamiento o ligera disminución de producción, obedece a una estrategia de “defensa del precio”, que en realidad es de búsqueda de aumento del mismo, tras más de dos años de precios bajos, en los cuales el precio promedio ha estado por debajo de los $50/b, habiendo llegado a estar por debajo de $30/b en su peor momento. De hecho, para Venezuela el precio promedio de 2015 fue de $44,65/b, y en lo que va de 2016 está alrededor de $34/b.

Dada esta situación, el Régimen de Venezuela es el más entusiasta auspiciador de esta política y quien más ha hecho esfuerzos para que este acuerdo se consolide, dado que nuestra dependencia del petróleo hoy más acentuada que nunca antes, además de que no se supo ahorrar para la estabilidad macroeconómica del país cuando el precio estuvo varios años alrededor de los $100/b. Por todo ello, los mermados ingresos acrecientan la grave crisis económica que vivimos. Tanto así, que 96% de nuestras divisas provienen de la factura petrolera, lo que hace que constituya la fuente casi exclusiva de ellas.

Dicho esto, debemos señalar que este posible acuerdo enfrenta un problema serio para su éxito a nivel de toda la OPEP, y además Venezuela atraviesa una circunstancia especial, que limita aún más sus posibilidades de beneficiarse de manera sustancial de esto. El problema para toda la OPEP es que un congelamiento de la producción, o una disminución de menos de 1 millón de barriles diarios, no tendría mayor impacto en el precio. De hecho, esa cifra representa menos de 1% de la producción mundial de petróleo, aun sumando a Irak e Irán y también los productos líquidos del gas natural. Es más, si el acuerdo no se extiende a los países No-OPEP (con los cuales se ha hecho mucho lobby), se corre el riesgo que esos 900 mil barriles diarios que retire la OPEP, sean rápidamente cubiertos por esos otros países, y todo siga igual. Así que garantizar el apoyo de Rusia, Noruega, Canadá, México y Brasil, como mínimo, es indispensable para tener un mínimo repunte del precio.

Pero para Venezuela las cosas son más difíciles todavía, porque se nos suma a este problema general uno de índole particular, como lo es que nuestra producción interna viene en caída libre desde hace varios años. Tanto así que, un informe reciente de la Comisión de Energía y Petróleo de la AN, establece que producimos 800 mil barriles menos que en 2005, de los cuales 300 mil han sido en 2016, por lo que estamos en fase crítica de la merma de producción. De hecho, nuestra cuota OPEP es 3,1 millones b/d, pero en este momento estamos produciendo un millón menos de eso, y podemos cerrar el año por debajo de los 2 millones b/d.

Por todo lo anterior es que Maduro, Del Pino y todos los jerarcas del Régimen, después de haber profundizado el esquema de destrucción del aparato productivo nacional, ahora prenden velas en la OPEP, ya que su única política económica real es tratar de influir para que haya un repunte de precios del petróleo en el futuro inmediato. No obstante, como hemos visto, aunque llegase a haberlo, Venezuela no equilibrará sus cuentas ni sanará su economía por eso. Lo que pueda ganarse en precio se está perdiendo en volumen, y además sólo un ajuste macroeconómico serio con un cambio de paradigma en el modelo productivo nos puede ayudar a salir de la crisis. Pero eso no ocurrirá bajo este Régimen.

 

*Diputado al Consejo Legislativo de Miranda, Profesor de la UCV y miembro de VP

@CiprianoHeredia    Email:  cipriano.heredia@gmail.com