Chapecó se derrumba ante la tragedia que ha terminado con la vida del equipo

0
27

Chapeco

La ciudad de Chapecó, al sur de Brasil, está conmocionada ante el accidente aéreo ocurrido anoche en en Colombia que ha terminado para siempre con la gesta del equipo local de disputar su primera final en un torneo internacional, un triste suceso que ha dejado sin palabras a su afición.

Carlos Meneses Sánchez / EFE

Esta localidad de unos 200.000 habitantes despertaba en estado de conmoción con la dura noticia de haber perdido a casi toda la plantilla del Chapecoense, que volaba a Medellín para disputar la ida de la final de la Copa Sudamericana frente al Atlético Nacional.

“No lo puedo entender siento mucho lo que pasó, ahora tenemos que levantar la cabeza. Es muy duro. Chapecó está de luto y lo vamos a sentir mucho”, expresa consternado el expresidente del club, Lodovino Costella, quien no cogió el fatídico avión por muy poco debido a que él llegó de Sao Paulo días atrás.

En un ambiente de absoluto silencio, cientos de aficionados vestidos con las camisetas verdes del equipo se han acercado al estadio Arena Condá para expresar sus condolencias, llorar con sus amigos y solidarizarse con este suceso, el más grave de la historia para el mundo del fútbol.

“Esta tragedia se llevó parte de nuestras vidas”, afirma a Efe entre lágrimas Fabio Rodrigues Pereira, aficionado del ‘Chape’, como cariñosamente se le llama al equipo.

Chapeco1

Toda la hinchada coincide: los jugadores eran como “una familia” para esta ciudad ubicada en el sureño estado de Santa Catarina, que se había volcado ante el hito de disputar su primera final en un torneo internacional.

“Se sentaban a nuestro lado en la pizzería, iban al bar a tomarse algo. No tiene explicación”, añade Rodrigues Pereira.

Al estadio han acudido muchos familiares de las víctimas, completamente derrumbados, a los cuales apenas les salía un hilo de voz y que han tenido que ser atendidos por el cuerpo de psicólogos que se ha desplazado hasta el feudo del Chapecoense.

En una de las esquinas del estadio se ha levantado un memorial improvisado con algunas velas, rosas y muchos carteles recordando a las víctimas y enviando “fuerza” a los supervivientes.

“Eterno, para siempre nuestros campeones. Muchas gracias por todo”, rezaba uno de ellos.

“Pensé que había sido un vuelo de emergencia y que no había pasado nada más grave. Después, comencé a llorar porque tenía algunos amigos. Soy estudiante de periodismo y conocía a algunos de los periodistas que cubrían al equipo”, comentó a Efe la aficionada Larissa Melo Dalberto.

Los familiares de las víctimas viajarán hasta Medellín para el reconocimiento de los cuerpos y acto seguido repatriarlos con objeto de darles sepultura en sus respectivas ciudades natales.

La tragedia tenía lugar en la madrugada de Brasil, esa noche en Chapecó caía una tormenta “como si fuera un presagio de lo que iba a pasar”, dice a Efe el taxista Luis Carlos Gomes, quien coincidió en afirmar como muchos otros que los jugadores del Chapecoense eran como una familia.

“Vamos a sentir en falta gritar el nombre de Danilo”, dice Rodrigues Pereira en referencia al portero fallecido en el accidente y héroe del equipo gracias a un pie milagroso en la semifinal ante San Lorenzo que clasificó al Chapecoense para su sueño.

Conmocionado, el mundo del fútbol le rindió homenaje a este pequeño pero guerrero club del sur de Brasil, que en los últimos años experimentó un ascenso meteórico que sorprendió a América y a sus propios rivales.

Llenos de “dolor” e impregnados del espíritu deportivo, los cuatro principales clubes del estado brasileño de Sao Paulo (Palmeiras, Santos, Corinthians y Sao Paulo) defendieron hoy medidas de “solidaridad” con el Chapecoense, como evitar su descenso durante los próximos tres años y préstamos gratuitos de jugadores para la próxima temporada. EFE