Barreto Sira Aplican corralito financiero encubierto

0
15
NP
NP

“Gobierno aplica un corralito financiero encubierto”, así lo denunció el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Antonio Barreto Sira.

El legislador aseveró que la devaluación del signo monetario venezolano llegó a niveles “insospechados”.

Expuso que las restricciones bancarias actuales evidencian la quiebra del Estado y las consecuencias de las políticas macroeconómicas y monetarias llevadas adelante en el período de los últimos 18 años.

Señaló que el apresamiento de dinero de la ciudadanía en los bancos justamente en diciembre es otra forma de Ejecutivo nacional de castigar a los trabajadores que sufren por la inflación y la escasez de alimentos.

“Un trabajador tiene que poseer efectivo para poder buscar, en medio de este espiral inflacionario, los mejores precios para poder medio satisfacer sus necesidades de alimentación, salud y vida”, argumentó el asambleísta

Barreto Sira aseveró que desde Miraflores suelen tomar medidas económicas y de devaluación en forma encubierta. Recordó la puesta en circulación del llamado “bolívar fuerte” que fue una manera de devaluar la moneda venezolana.

“En aquellos días entablaron un campaña comunicacional para embaucar a la población. Cuando sale a la calle el nuevo billete con tres ceros menos se pretendió manipular a la opinión pública expresando que era una iniciativa de fortalecimiento de la moneda nacional cuando en verdad escondía una fuerte devaluación”, rememoró.

Desde el 2007 un bolívar fuerte equivalía 1.000 bolívares de los viejos, lo que indica que a los precios reales de la actualidad se le debe sumar tres ceros más.

“Cuando hablamos que la canasta básica está por encima de los 600 mil bolívares actuales, estamos diciendo que en correlación a la reconversión monetaria equivaldría a más de 600 millones de bolívares de los viejos”, explicó.

El parlamentario precisó que el llamado bolívar fuerte no llegó “ni a peso pluma” y se suma a la lista de “fiascos y promesas incumplidas de la revolución”.

Con respecto a la incertidumbre social ante los índices inflacionarios el diputado por la Unidad responsabilizó al Gobierno nacional de la “desesperación colectiva” que cunde en todos los rincones de la nación.

“La culpa de la inflación y del hambre que se vive dentro del país es exclusivamente de Maduro y todos los demás corresponsables de esta crisis social, económica, política, alimentaria y humanitaria”, sentenció.

Nota de prensa