MSF denuncia dramática situación sanitaria en Alepo tras ataques a hospitales

MSF denuncia dramática situación sanitaria en Alepo tras ataques a hospitales

0
9

El acceso a la atención sanitaria se ha reducido y la búsqueda de tratamiento médico conlleva peligro en los barrios del este de la ciudad septentrional siria de Alepo, donde se han producido al menos 23 ataques contra hospitales desde el pasado julio, denunció este viernes Médicos Sin Fronteras (MSF).

Las dos principales instalaciones médicas quirúrgicas de la parte oriental de Alepo, que reciben el apoyo de esta y otras organizaciones humanitarias, han resultado dañadas en cinco ocasiones cada una de ellas y los daños dejaron uno de estos centros fuera de servicio el pasado 1 de octubre, detalló MSF en un comunicado.

Además, en una zona donde viven unas 250.000 personas, solo hay siete profesionales médicos con conocimientos y capacidad para realizar intervenciones quirúrgicas en pacientes con heridas de guerra, añadió la nota.

“Los escasos médicos restantes que pueden proporcionar atención vital también se enfrentan a la muerte. Hace solo unos días, un barril explosivo mató al director de uno de los centros de salud que apoyamos y a toda su familia, incluyendo niños”, dijo Carlos Francisco, coordinador general de MSF en Siria.

Asimismo, los siete hospitales operativos en el este de Alepo están saturados y reciben un alto número de heridos, los cuales “mueren, literalmente, en el mismo suelo de los centros”, denunció la ONG.

MSF destacó que la parte de Alepo bajo control de los opositores “ha sido testigo de los bombardeos más feroces desde que empezó la guerra en Siria” en 2011 y que en las últimas dos semanas han muerto al menos 377 personas.

La cifra podría ser superior, ya que muchos de los heridos están siendo atendidos en viviendas y en estructuras no sanitarias y, por lo tanto, no son contabilizados, señaló MSF.

“El conjunto de la zona oriental de Alepo está en el punto de mira. Cientos de civiles están siendo masacrados y sus vidas se han convertido en un infierno”, dijo Pablo Marco, director de Operaciones de MSF en Oriente Próximo.

“Los gobiernos sirio y ruso han llevado esta batalla a una nueva dimensión”, añadió, en referencia a la ofensiva que desarrollan las fuerzas sirias, con el apoyo de Rusia, en Alepo desde el pasado 22 de septiembre.