¡DRAMÁTICO! 21 venezolanos sobreviven por comida y trabajo en la frontera brasileña

0
20

La situación de 21 venezolanos en la frontera con Brasil es dramática, los nacionales sobreviven como pueden por solo tener comida y trabajo asegurado, cosas que en Venezuela cada vez son más difíciles.

Un joven que cruzó la frontera venezolana hacia Brasil con un morral en el que llevaba algo de ropa y 48 kilos de peso sobre al menos 1,70 centímetros de estatura, narró a Morelia Morillo, periodista de El Pitazo, que su mamá “piensa que yo estoy residenciado y que estoy muy bien”, razón por la que no quiso dar su nombre ni tomarse fotografías.

Foto: El Pitazo

Si en Venezuela hubiera trabajo y comida, ninguno de nosotros estuviera aquí. Todos queremos lo mismo: que Venezuela mejore para devolvernos a nuestras casas”, aseguró el muchacho, quien tenía un rostro moreno pegado a los huesos.

Desde hace tres meses, el grupo de 21 venezolanos vive bajo el alero lateral de un galpón en donde antes se vendía artesanía, souvenirs, hamacas, jarrones, alfombras y en donde, ahora, se venden -al mayor- arroz, azúcar, aceite, harina de trigo, pasta, justo en el cruce de la calle Parima hacia la Br 174 en Villa Pacaraima, Brasil, reseñó El Pitazo.

La senadora por el estado brasileño de Roraima, Ángela Portela, visitó el lugar y se comprometió a elaborar un documento con la situación de los migrantes venezolanos para enviárselo al presidente Nicolás Maduro, afirmó un comerciante brasileño de la zona.

“Aquí cada quien tiene su historia”, advirtió el joven procedente de Yaracuy. Uno o varios son de Maracaibo, de Barquisimeto, de Maracay, de Caracas, de Guarenas, de Sucre, de Maturín, de Ciudad Bolívar, de San Félix, pero todos llegaron “pateando la latica”, sin dinero, con hambre y sin chance para alquilar.

Según El Pitazo, los 21 venezolanos apenas despegan la mirada de sus quehaceres diarios, de la cocina, de la ponchera que sirve de lavandero, del tendedero, de las pacas que bajan de un camión brasileño o suben a otro venezolano. Quien hace poco, gana al menos Bs. 7 mil al día, mientras los más activos llegan a Bs. 20 mil diariamente.

Los nacionales se bañan, lavan y hacen sus necesidades en el Terminal de Pasajeros, a una cuadra de distancia, en el bosque o en algunos de los riachuelos cercanos.

Todo el tiempo meten miedo; que nos van a sacar”, contó el joven, quien destacó que “aquí (Brasil) todos creen en Dios, será por eso que son tan bendecidos”.

Para leer a historia completa visite El Pitazo.

Lea también:

¡ESTÁ CLARO! Expresidente brasileño Cardoso califica de “desesperante” la situación en Venezuela

¡Todo por no comer más “patria”! Comparta sus comentarios