Alex Torres ya se encuentra en Maracay

0
46

CARACAS.- Alex Torres se puso a las órdenes del cuerpo técnico de los Tigres de Aragua y se unió a sus entrenamientos en el Estadio José Pérez Colmenares, de Maracay.

El zurdo llegó al equipo aragüeño procedente de Águilas del Zulia, junto con Marwin González y Jesús Alastre, en un cambio por Yangervis Solarte, Ronald Torreyes y Herlis Rodríguez y Yeltsin Gudiño.

“No es un secreto que para cualquier jugador es de mucha motivación llegar a un equipo que fue el campeón de la temporada pasada. Nuevamente voy a jugar bajo las órdenes de Eduardo Pérez, voy a tener de coach de Willie Collazo, con quien ya tuve la oportunidad de trabajar, y esas son cosas muy positivas, porque habrá ese tipo de comunicación que un pelotero y un coach necesitan”, aseguró el valenciano, según reportó Cárdenas Sport Media.

El joven, de 28 años de edad, quien se sintió a gusto entre caras conocidas, aseguró que se encuentra ansioso por empezar a jugar con la novena felina.

“Pertenecer a los Tigres es bastante emocionante y un reto para mí. Espero darle a esa fanaticada lo mejor de mí cada vez que suba el montículo”, aseveró.

“Vine a comenzar desde el principio para ayudar al equipo lo más que pueda. Estoy emocionado y entusiasmado por poner de mi parte y poner mi granito de arena para afrontar ese nuevo reto”, agregó el lanzador, que en sus cinco temporadas con el conjunto zuliano dejó marca de 9-11, con 3.64 de efectividad, 207 ponches y 107 boletos en 185.1 innings de labor.

Torres lanzó esta temporada en la sucursal Triple A de los Gigantes de San Francisco y terminó con balance de 1-2, con un rescate y 4.26 de efectividad en 38 entradas, en las que sumó 32 boletos y 38 abanicados, mientras que cerraba el año sin permitir carreras en sus últimos 5.1 episodios, y con 2.13 de efectividad en sus últimas 10 presentaciones (12.2 innings).

“Al principio comencé muy bien. Me sentí muy bien físicamente, pero tuve un momento en el que perdí la zona de strike y son cosas que pasan dentro de la temporada, ajustes que uno tiene que hacer. Soy el tipo de pitcher que puedo hacer ajustes rápidos, pero hay otras veces que me cuesta. Eso fue lo que en realidad me pasó. Gracias a Dios terminé fuerte”, contó el serpentinero, quien no tiene restricciones por ser agente libre.

Prensa LVBP